GASTRICO RESTAURADOR

GASTRICO RESTAURADOR

Características.

Coadyuvante en Gastritis aguda y crónica, dispepsia, acidez, meteorismo flatulento

Tipo de Producto: Frasco de 15 ml. CONTIENE APROX. 150 GLOBULITOS

Composición:

  Anacardium D6,Argentum nitricum D6, Arsenicum album D4,  Belladonna D4,                Carbo vegetabilis D8,Chamomilla D4, Lycopodium D5, Nux vomica D4.

DOSIS: Se recomienda tomar 4 globulitos, 4 veces al día.

CONTRAINDICACIONES: No se conoce.

FORMA FARMACÉUTICA: Frasco de 15ml

Efectos Secundarios: No se han reportado

Preguntas Frecuentes

¿Qué son drenaje y detoxificación?

El proceso de drenaje y detoxificación consiste en neutralizar y eliminar las toxinas que se encuentran y acumulan en el organismo causando cansancio y falta de energía, entre otros efectos.

La detoxificación consiste en una serie de reacciones químicas que tendrán lugar en nuestro organismo, mediante las cuales las toxinas serán transformadas en sustancias menos tóxicas e hidrosolubles, para poder de ese modo eliminarlas con mayor facilidad.

El drenaje es el mecanismo mediante el cual nuestro cuerpo expulsa al exterior las toxinas ya neutralizadas o detoxificadas, de forma definitiva.

¿Cuáles son los órganos que nos ayudan?

Sistema linfático: es un conjunto de vasos que transportan las toxinas hacia el torrente sanguíneo para que sean neutralizadas y eliminadas por los órganos de detoxificación y drenaje. Para contribuir a mejorar el transporte de sustancias nocivas se recomienda Bio Lymphomyocell.

Hígado: cumple un rol fundamental en la detoxificación porque transforma las sustancias tóxicas en no tóxicas e hidrosolubles, para que sean excretadas por los riñones y el sistema gastrointestinal. Para estimular esta función puedes utilizar
Bio Nux Vomicacell

Riñones: su rol consiste en excretar las toxinas y eliminarlas a través de la orina. Además, pueden convertir las sustancias tóxicas en no tóxicas. Para favorecer este proceso te aconsejamos  Bio Berberiscell 

Intestinos: nos protegen y defiende de las sustancias nocivas e infecciones. En sus paredes radica la mayor parte de nuestro sistema inmune, y cuando detecta las toxinas, las elimina.

Piel: actúa como barrera mecánica y contribuye en la eliminación de toxinas.

Pulmones: responsables del intercambio de oxígeno (O2) con el dióxido de carbono (CO2) que produce el organismo. Y ayuda a eliminar las sustancias tóxicas volátiles.

¿Cómo puedo identificar las toxinas?

Las toxinas son sustancias que dañan o alteran el normal funcionamiento de nuestro organismo. Podemos diferenciar dos grandes grupos de toxinas según su origen:

*EXÓGENAS: sustancias procedentes del exterior de nuestro cuerpo relacionadas con: la ingesta de determinados contaminantes y/o aditivos alimenticios (aromatizantes, colorantes, edulcorantes), la toma de medicamentos, hábitos tóxicos como el tabaco o el alcohol, la exposición a agentes contaminantes como pesticidas, metales pesados, o ambientales como el dióxido de carbono o las dioxinas, procedentes de virus, bacterias y otros microorganismos.

*ENDÓGENAS: generadas por él mismo, como resultado de los procesos metabólicos normales, por ejemplo la urea o el CO2, o secundarias a una disfunción neuroendocrina, por ejemplo la histamina, la adrenalina.
El organismo tiene una respuesta natural a estas toxinas, mediante un sofisticado sistema de neutralización y eliminación de aquellas sustancias que nos hacen daño.

Síntomas de sobrecarga de toxinas

Si sufres de cansancio continuo, agotamiento, estás sin energía en el día y eres propenso a infecciones, probablemente tu organismo esté dando señales de alerta porque necesita ayuda en el proceso de drenaje y detoxificación.

Cuando los mecanismos de detoxificación y drenaje que tiene nuestro organismo fallan y/o se ven saturados, las toxinas se van acumulando en nuestro interior y las consecuencias de esta acumulación pueden variar desde síntomas simples hasta serias consecuencias, especialmente cuando no se apoya a tiempo este proceso natural del cuerpo.

Ese fenómeno de acumulación se observa en primer lugar a nivel de la matrix o espacio extracelular, es decir el espacio existente entre las células que componen nuestros tejidos, donde se unen a algunos de sus componentes.

Las toxinas acumuladas en la matrix extracelular bloquean y deterioran nuestro organismo no permitiendo que nuestras células puedan vivir y relacionarse entre ellas con normalidad.

En segundo lugar en el sistema linfático, el que actúa como la red de alcantarillado de nuestro sistema biológico. Y en el tercer lugar en el interior de nuestras células, ya que las toxinas son capaces de penetrar en ellas. Cuando lo hacen afectan fundamentalmente a dos órganos o estructuras celulares: la mitocondria, órgano encargado de producir la energía que nuestras células requieren para realizar su función, y que al verse sobrecargada por el acúmulo de toxinas generará un déficit energético por afectación de la cadena respiratoria mitocondrial, impidiendo que la célula pueda “respirar” y realizar normalmente su trabajo. Y en último término, cuando la sobrecarga de toxinas ha superado todos los mecanismos de decodificación y drenaje, y ha excedido la capacidad de acumulación en los tejidos extracelulares y órganos intracelulares, las toxinas llegan al núcleo celular, donde tienen capacidad para unirse al e inducir mutaciones genéticas.

Para ayudar a solucionar estos problemas, que afectan al normal funcionamiento del organismo, está el Bio detox kit que estimula las funciones del sistema linfático, hígado y riñones, órganos clave en el proceso de drenaje y decodificación.